Perú: "Te contaré la crisis migratoria venezolana"
19-03-2019 | di COOPI

Perú: "Te contaré la crisis migratoria venezolana"

El "Monitoreo de los flujos migratorios venezolanos en Perú" entra en su tercer ciclo. Según el estudio, realizado por la OIM, la Organización Internacional para las Migraciones, que también es nuestro donante para nuestro proyecto "Asistencia humanitaria a la población venezolana en la frontera norte del Perú", la mayoría de las personas que han emigrado en los últimos dos años son parejas jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años, y con niños pequeños a su cargo.

"Los migrantes llegan al Centro Binacional de Fronteras (CEBAF) a cualquier hora del día y de la noche. En algunos casos, llegan después de caminar durante 5, 6 o 7 días seguidos. Este viaje es física, emocional y psicológicamente estresante para todos, pero especialmente para las mujeres y los niños", explica nuestro coordinador de la respuesta de emergencia en la región de Tumbes, en el norte del Perú, Alberto Trentini.

"El 90% de los migrantes venezolanos ingresan al país por tierra, cruzando la frontera norte, en Tumbes. Luego se dirigen a las principales ciudades, como Lima, Piura, Trujillo, Arequipa. Alrededor de 1.000 personas llegan a Tumbes cada día y se espera que el número aumente.

Damos la bienvenida a los migrantes venezolanos que recorrieron 3.500 km a través de Colombia (Cúcuta-Rumichaca) y Ecuador (Tulcán-Huaquillas). El calor y las condiciones climáticas pueden ser insoportables y a menudo viajan sin dinero y sin comer durante días.

También pueden realizar trabajos humillantes y agotadores para recaudar dinero para el viaje. Esta es una situación particularmente crítica, especialmente para las mujeres, que a menudo sufren abusos sexuales u otros tipos de violencia.

Cuando llegan, no tienen los recursos para satisfacer ni siquiera sus necesidades más básicas y sus condiciones sanitarias se ven comprometidas. Es por ello que estamos activos en Tumbes con dos proyectos: uno destinado a garantizar la salud e higiene de las familias migrantes con Unicef y el otro destinado a prestar primeros auxilios con la OIM.

Con la OIM", explica Alberto Trentini, "COOPI ofrece alojamiento temporal en hoteles a los migrantes más vulnerables y los transporta a otras ciudades del Perú, donde estas personas pueden reunirse con sus familiares. Nuestras intervenciones se dirigen principalmente a las familias con menores, pero también a los menores no acompañados, a las madres embarazadas o en período de lactancia, a los ancianos y a las personas con discapacidad".

COOPI está activo en Tumbes desde noviembre de 2018, pero nuestra organización ha estado involucrada en muchos proyectos diferentes en Perú desde el año 2000. Para finales de marzo, nuestro objetivo es ofrecer una estadía nocturna a unas 5.000 personas en tránsito, mientras que 5.000 migrantes ya han recibido ayuda para llegar a su destino final dentro de Perú.